El costo de evitar la educación universitaria

Tener menos educación generalmente significa ganar menos dinero. Pero la pérdida de una educación universitaria, va más allá del salario.

En una ciudad mediana de Anywhere, EE. UU., Cinco empleados del Hospital St. Mercy asistieron a la misma escuela pública. Parece que corren en la misma pista que los adultos, pero sus carriles son muy diferentes debido a las decisiones tomadas en la escuela preparatoria.

El trabajo de medio tiempo de Mario limpiando un restaurante de comida rápida fue tan útil para las finanzas de su familia que sus padres decidieron que sería mejor para él trabajar a tiempo completo y abandonar la escuela secundaria. 

Un par de años después, encontró un mejor trabajo en custodia en el hospital. Después de cinco años en el trabajo y una promoción, ahora gana $ 22,000 al año.

Carlos se graduó de la preparatoria el año en que Mario debía hacerlo. Él no ha estado en su trabajo – transportador de pacientes – tanto tiempo como Mario, pero Carlos ya gana $ 27,900 al año.

Una compañera de prepa, Brianna, obtuvo un título de asociado que la preparó para su puesto de técnico de anestesia, donde gana $ 37,300 por año.

Mel, quien se graduó de una universidad de cuatro años, gana $ 55,000 por año como nutricionista.

Carmen acaba de obtener su maestría en enfermería, y ella está comenzando su nuevo trabajo a $ 85,000 al año.

Diferencias de sueldo a lo largo de la vida

Aunque muchas personas entienden que profesiones como los médicos y los abogados solo están abiertas para aquellos que han pasado muchos años en la universidad, pocos entienden cuánto cuesta no hacerlo bien en términos literales en cada paso del camino. 

Los trabajos dentro de una industria, como en el escenario del campo médico anterior, ofrecen un vívido ejemplo de cómo se desarrolla esto.

Incluso dentro de la misma ocupación, más educación generalmente equivale a más dinero. Un estudio de la Universidad de Georgetown encontró que los conductores de camiones con menos de una educación secundaria ganan $ 1.3 millones durante toda la vida, en comparación con $ 1.5 millones para los conductores de camiones con un diploma de escuela prepa. 

Los maestros de secundaria y preparatoria con una licenciatura ganan $ 1.8 millones durante su vida laboral, en comparación con $ 2.2 millones para aquellos con una educación universitaria de maestría.

Hasta el 31% de los estudiantes afroamericanos y el 27% de los estudiantes hispanos no se gradúan de la preparatoria, y les está costando el resto de sus vidas. 

Los que abandonan la prepa ganan en promedio $ 24,000 al año, lo que equivale a $ 973,000 durante toda la vida. Con un diploma de estudios preparatoria, los estudiantes ganan alrededor de $ 32,000, $ 330,000 adicionales a lo largo de su vida.

Afecta más que los cheques de pago

Sin un título de educación universitaria, los graduados tienen más probabilidades de vivir en la pobreza, más probabilidades de estar desempleados, más probabilidades de trabajar a tiempo parcial en lugar de tiempo completo y, por lo tanto, menos probabilidades de obtener beneficios, como la atención médica, con sus trabajos. 

Las personas con menos educación tienen menos probabilidades de ser dueños de una casa (lo que genera equidad), crear un plan de ahorro a largo plazo o incluso construir un ahorro para emergencias o jubilaciones. Y aquellos sin un título de preparatoria enfrentan más dificultades.

Aunque la universidad es un camino hacia una vida cambiada y (literalmente) más rica, aquellos afectados por la brecha en el rendimiento académico a menudo enfrentan más obstáculos financieros si son aceptados en la universidad. 

Dado que muchos estudiantes de bajos ingresos asisten a escuelas que no requieren cursos rigurosos de preparación para la universidad, incluso algunos de los estudiantes más prometedores descubren que deben pasar un tiempo precioso (y dólares) inscribiéndose en clases de recuperación. 

Según Strong American Schools, el 41% de los hispanos y el 42% de los afroamericanos necesitan clases de recuperación en la universidad.

Otra opción después de la preparatoria

¿Sabías que cada vez hay más trabajos y carreras profesionales en los que un título universitario no es requisito indispensable? Conoce una opción más después de la preparatoria: las escuelas técnicas de oficios.

Dependiendo de tu situación, tu aptitud, intereses profesionales, antecedentes en la prepa y objetivos de vida, aprender un oficio técnico al podría tener mucho más sentido que asistir a la universidad tradicional.

Además, si luego decides que un título universitario es apropiado, puedes encontrar muchas alternativas para obtenerlo.

¿Qué significa trabajar en un oficio técnico?

Simplemente significa que has adquirido un conjunto de habilidades y conocimientos específicos relacionados con un campo particular de trabajo.

Hay un número creciente de trabajos y oficios en atención médica, tecnología, mecánica, aire acondicionado, agricultura, ganadería, construcción y muchos más.

Estos están disponibles para solicitantes de empleo con un certificado de preparatoria o diploma técnico de escuelas profesionales y de oficios técnicos.

Las carreras en oficios técnicos pueden ser muy atractivas, muchos de estos trabajos tienen una gran demanda, y se espera que el crecimiento continúe durante un largo tiempo.

Además, debido a que más jóvenes eligen la universidad en lugar de los oficios, la escasez de trabajadores calificados está creciendo, así como sus expectativas de sueldo promedio.

¿Cuál es la razón por la que más graduados de preparatoria eligen la universidad en lugar de una escuela técnica? Los estudios muestran una combinación de factores:

  • El valor percibido y el estado de una educación universitaria
  • Mitos y conceptos erróneos sobre los trabajos de oficio
  • Estereotipos sobre los trabajadores de oficios

¿Cuál es la diferencia entre las escuelas de oficios y las universidades de cuatro años?

Las escuelas de oficios tradicionalmente tienen como objetivo proporcionar un curso de estudio que se centre en la capacitación y las habilidades técnicas que los estudiantes requieren para un trabajo específico.

Las universidades y colegios de cuatro años, por otro lado, tradicionalmente se enfocan en proporcionar una educación amplia que cubra una gran gama de temas, centrada más en la enseñanza de la teoría y el desarrollo de habilidades de pensamiento crítico.

Cómo estudiar una carrera técnica u oficio

Hay miles de escuelas técnicas y de oficios en todo el país, así como numerosas ofertas en línea. Puedes comenzar una búsqueda investigando las carreras comerciales que te interesen.

Estando todavía en la preparatoria, puedes hablar con el consejero de orientación vocacional. Pregunta sobre libros y otros recursos para carreras profesionales y escuelas técnicas. Investiga si tu preparatoria ofrece tests vocacionales, para que detectes tus habilidades y oficios a los que eres afín.

Una vez que reduzcas tu elección de carreras técnicas a unas cuantas, deberás encontrar una escuela técnica (incluso en línea) que ofrezca el diploma, la certificación o el título que necesita para ejercer dicho oficio de forma profesional.

Nuevamente, hay muchos libros y recursos en línea disponibles que pueden ayudarte en tu búsqueda.

Cada escuela técnica tiene sus propios criterios de admisión, pero seguro tendrás que completar una solicitud y enviar una copia de tu certificado de estudios de preparatoria.

También es posible que debas tomar un examen de ubicación y / o presentar los puntajes de los exámenes SAT o ACT si está considerando un programa de cuatro años.

Otras consideraciones tras la preparatoria

Antes de inscribirte a una escuela técnica, debes investigar especialmente el registro de ubicación de sus graduados para el programa que estás considerando. La mayoría de estas escuelas ofrecen algún grado de orientación profesional.

Otros son más proactivos, patrocinan ferias de carreras y otras oportunidades en las cuales los estudiantes pueden conectarse directamente con posibles empleadores sobre aprendizajes y trabajos.

Finalmente, si bien las escuelas de oficios o técnicas son una alternativa mucho más barata que las universidades de cuatro años, aún tendrás matrícula, cuotas y libros.

Muchas de estas escuelas ofrecen asistencia financiera, así que no dudes en preguntar a cada escuela qué puedes esperar en términos de subvenciones, becas y préstamos.